Noticias / General

29-11-2014

Los vendedores de carne de aves de corral al por menor pueden ser sancionados si la carne fresca que venden está contaminada con salmonela

El Tribunal de Justicia de Luxemburgo ha declarado que la carne fresca de aves de corral tiene que cumplir el criterio microbiológico relativo a la salmonela en todas las fases de distribución, incluida la fase de venta al por menor. Además, señala que los operadores del sector alimentario cuyas actividades tienen lugar únicamente en la fase de distribución pueden ser sancionados con una multa por haber comercializado un alimento que no cumple el criterio microbiológico.

El Tribunal de Justicia ha emitido este dictamen tras la consulta de la Sala independiente de lo contencioso-administrativo del Tirol por un caso iniciado en 2012, cuando la inspección alimentaria austríaca tomó una muestra de pechuga de pavo fresca al vacío, producida y envasada por una empresa y vendida en el supermercado MPREIS. La muestra estaba contaminada con salmonela, por lo que era «no apta para el consumo humano» según la normativa comunitaria. Las autoridades austriacas iniciaron un procedimiento sancionador contra la Sra. Reindl, gerente de la tienda, por incumplimiento de la normativa alimentaria y le impusieron una multa, que recurrió.