Noticias / General

04-07-2014

La demanda de seguridad alimentaria es cada día mayor. Los consumidores y las autoridades exigen cada vez más que los alimentos que consumimos ofrezcan unos altos niveles de calidad y seguridad, y en este aspecto, el matadero de Avícola de Iscar cumple todos los requisitos pertinentes ya que ha conseguido la calificación superior del certificado IFS (International Food Standard).

Esta norma es muy importante para los distribuidores y mayoristas de alimentos pues, con ella, se trata de garantizar la calidad de aquellos alimentos y productos que se venden y que éstos lleguen en perfecto estado para el consumidor final, es decir, la persona que compra el producto y que finalmente lo consume.

Para cumplir con la IFS hay una serie de controles y auditorías que se llevan a cabo en varias partes de la cadena de suministro así como también en de forma general y en conjunto para garantizar una valoración objetiva de todo el proceso y también de varias partes específicas en general.

Esto permite ahorrar costes y tiempo además de otorgar a todos de un producto seguro que, en principio, no ha de provocar ningún problema que pueda poner en riesgo la salud de las personas.

Igualmente también se garantiza al consumidor de que, el producto que adquiere, ha pasado los controles para ser consumido y que cumple con la normativa.

En estos momentos la IFS opera de manera mundial teniendo que cumplirlo en todos los países. Teniendo en cuenta que hay mucha externalización de alimentos de un país a otro es algo habitual que se de y de hecho el control es bastante elevado a fin de evitar problemas mayores.